Inicio » Sanciones por incumplimiento del registro de jornada laboral

Sanciones por incumplimiento del registro de jornada laboral

Sanciones por incumplimiento del registro de jornada laboral

Los empresarios enfrentan sanciones por incumplimiento del registro de jornada laboral. Las sanciones por incumplimiento van a variar de acuerdo al tipo de incumplimiento que se cometa, dependiendo de las situaciones suscitadas en la empresa. 

Es así cómo, no únicamente se tienen que llevar los registros, sino que estos tienen que recoger con fidelidad las jornadas llevadas a cabo.

El registro horario de la jornada de los trabajadores es necesario a partir de la entrada en vigor del RD 8/2019. Por consiguiente, la organización debería prestar atención a la obtención de datos de la iniciación y finalización de la prestación de servicio.

Es por ello que  este artículo se concentra en la manera correcta de registrar la jornada laboral. Así como, las sanciones por el incumplimiento del registro de jornada laboral.

Cuándo se debería llevar el registro de la jornada de trabajo

Todos los trabajadores deberían registrar su jornada. Incluyendo los trabajadores temporales, los trabajadores a distancia y todos aquellos que no presten sus servicios íntegramente en el interior de la sede oficial.

Solo quedan excluidos del cómputo de horas de servicio, aquellas relaciones de trabajo de carácter particular. Como el personal que trabaja por cuenta propia y los que se rigen por el contrato de alta dirección.

Es así como, el hecho de tener que anotar la jornada verdaderamente desarrollada, no obstaculiza la flexibilidad propia de los trabajos hechos a distancia. De este modo, tampoco, en sistemas de disponibilidad.

Por cierto, inclusive los trabajadores cedidos por organizaciones de trabajo temporal (ETT) quedan sometidos a este registro. En esta situación es la organización usuaria (y no la cedente) quien debería examinar las horas de servicios en efecto prestadas por los trabajadores cedidos. 

Lo mismo pasa con las subcontratas, donde se exige la obligación de mantener el control de la jornada a la subcontrata.

¿Cómo se gestionan los registros de jornada laboral?

El tiempo del trabajo debería empezar a computarse en el instante de inicio de la jornada. Esto involucra que los trabajadores “ficharán” al llegar al lugar de trabajo, inscribiendo este ingreso en los ficheros. 

Por su lado, al terminar la jornada, se requiere otro “fichaje” al salir del centro de trabajo. Es el requerimiento mínimo del registro, sin embargo, incluir las incidencias de la jornada permite un registro más eficiente.

Cada empleado debe tener su propio fichero de registro, según el sistema empleado por la empresa para llevar el registro de jornada.

Qué soportes aceptan los ficheros

En este sentido, valen a partir de las fichas impresas donde los trabajadores firman al entrar y al salir del centro, incluyendo los descansos. Asimismo, sistemas digitales, informáticos o electrónicos. No obstante, el soporte debería llevar a cabo ciertos requisitos: que en el caso del papel es de difícil cumplimiento.

Ser fiable

Por consiguiente, no valen las referencias vagas. En aquella situación de llevar a cabo resoluciones tecnológicas (como una etiqueta NFC o un control de GPS) tienen que ser exactas.

Ser inmodificables

O sea, no se pueden tomar los datos después, y debería permanecer señales de cualquier manipulación que pretenda cambiar el fichero.

No ser manipulables

Por lo cual se puede externalizar el sistema de control.

Respetar  la protección de los datos de carácter personal.

Será accesible por los propios trabajadores, sus representantes legales y la Inspección de Trabajo en el instante en que dichos trabajadores lo requieran.

Las sanciones relacionadas con el incumplimiento del registro de jornada laboral 

Lo antedicho posibilita identificar las infracciones que tienen la posibilidad de cometerse relacionadas con este mecanismo de control. 

O sea, no solo se debe llevar los registros en básicamente cualquier situación, sino que estos tienen que recoger fielmente las jornadas llevadas a cabo. Y juntar las propiedades mencionadas. 

En caso opuesto, la inspección estudiará las sanciones que correspondan aplicar, que dependen del tipo de infracción:

Infracciones leves

Se producen por no poner en conocimiento a los trabajadores los informes que se hayan extraído del control horario. 

Infracciones graves 

Por exceder el mayor de horas adicionales o no declararlas, no llevar el registro o impedir la entrada a los representantes de los trabajadores.

Infracciones muy graves 

Por exceder el número más alto de horas extraordinarias. Además, no acreditar su pago o por camuflar la remuneración de horas adicionales en otros conceptos salariales.

Sanciones de acuerdo a cada tipo de infracción

Desde el 1 de octubre, las sanciones económicas supondrán, en función de su graduación (art. 40 de la LISOS) lo siguiente:

Las Infracciones leves, multa de: 

70 a 750 euros.

Las infracciones graves, multa de:

 751 a 7.500 euros.

Las infracciones muy graves, multa de:

7.501 a 225.018 euros.

Puedes leer más información sobre la obligatoriedad del registro de jornada aquí 

A estas sanciones podrían añadirse las que corresponden a obstrucción. Qué son las derivadas de la carencia de participación del empresario con la Inspección de Trabajo y la obstaculización de su labor.

Criterios de graduación de las sanciones

A efectos de establecer el nivel que corresponde a cada infracción, la Inspección de Trabajo emplea los criterios de la Ley sobre Infracciones y Sanciones. Estos criterios se muestran seguidamente.

Negligencia e intencionalidad del individuo transgresor

La negligencia se identifica con la ausencia del debido cuidado, en lo que la intencionalidad se asocia a la voluntad de infringir la nueva regla.

Fraude y connivencia

El fraude se producirá en esos casos en que los ficheros sean disponibles y modificables, por ejemplo. Por su lado, la connivencia halla difícil acomodo en esta infracción.

Cifra de negocios

Esta agravante involucra que las grandes organizaciones sufrirán secuelas más relevantes que las pymes.

Número de trabajadores perjudicados

Otra vez, hablamos de una situación que trata de reforzar la responsabilidad social de las grandes organizaciones.

Perjuicio provocado, en su caso

Esta agravante únicamente se aplicaría si, además de no cumplir las obligaciones registrales, se hubiera dejado de cotizar lo debido por las horas adicionales.

Cantidad defraudada

Otra vez, se trata de una agravante que responde a un fraude en la cotización de los trabajadores.

Al fin y al cabo, las sanciones relacionadas con el incumplimiento de la obligación de llevar el registro horario variarán dependiendo de las situaciones. Sin embargo, en todo caso, el empresario debería cuidarse de llevar a cabo esta obligación. Puesto que la Inspección ha emitido sanciones relacionadas con estas infracciones 

Infracciones 

Junto a lo anterior, las organizaciones van a tener que encarar por igual a sanciones por infracciones en temas de relaciones laborales particulares y colectivas. Además de hacer frente a las graves consecuencias económicas que se puedan derivar como son  deudas por cantidades no abonadas con los correspondientes intereses es de demora, etc.

¿Cuántas empresas han sido sancionadas por irregularidades en el registro de jornada?

Desde que  comenzó la obligación del registro de jornada laboral, el proceso de cumplimiento ha mostrado fallas. Todas las empresas conocen que existe una ley que obliga el registro diario de la jornada. Sin embargo, los primeros registros de sanciones se vinculan a empresas de distintos tamaños. Algunas empresas presentan falla en el cumplimiento del registro diario y otras en su gestión.

Según la información compartida en un artículo de elpais.com, por concepto de sanciones se han obtenido 16.303.493 euros. Estos datos se refieren a los años entre los años 2019, 2020 y 2021, entre el período de enero hasta abril.

 Ciertamente, la situación vivida con la pandemia ha llevado el desarrollo del proceso de registro de jornada sobre la marcha. No obstante, los números demuestran que aún falta asimilar la importancia del proceso. 

El objetivo del registro de jornada es terminar con el abuso de horas extraordinarias. Para lograrlo se necesita proceder con una inspección en la empresa. El proceso se realiza por existir una denuncia o a instancia de la Autoridad Inspección Laboral.

En el artículo se señala que en el primer trimestre de 2021 se generaron 5.644.000 horas extras. De estas, solo fueron remuneradas el 54,6%. 

El caso es, que ante tantas sanciones se evidencia la poca comprensión y valoración del sistema de registro para la productividad. Para evitar sanciones hay que cumplir correctamente con el registro de jornada laboral diario.  

A manera de conclusión

El incumplimiento del registro de jornada ha generado sanciones económicas considerables. Las empresas comenten infracciones aún conociendo que el registro de jornada es obligatorio.

Es necesario que el registro del control horario de todo empleado se lleve de la forma correcta. Por esto, debemos atender con detalle la implementación del registro de jornada.

Actualmente, son muchas las organizaciones que, aun teniendo un sistema de registro de control de horario entre sus trabajadores, no lo implementan siguiendo la ley.

Visiblemente, la tecnología nos ha ayudado a que sea cada vez más accesible y fácil para la empresa llevar el registro diario de jornada. Sin embargo, no sirve llevar un registro sin un seguimiento y evaluación del procedimiento.

Las sanciones se evitan con la comprensión empresarial de la importancia del registro de jornada. El objetivo de aplicar sanciones económicas es gradual al grado de infracción cometida. Y así, evitar que continúe el incumplimiento del registro de jornada laboral. 

Comparte este artículo

Autor

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =

Noticias relacionadas

categorías

últimos post

nosotros

Somos una asociación sin ánimo de lucro compuesta por las principales empresas del sector para facilitar herramientas ágiles, rigurosas y eficaces.
Ir al contenido