Inicio » Gestión de Recursos Humanos y el registro laboral de las pymes

Gestión de Recursos Humanos y el registro laboral de las pymes

Gestión de Recursos Humanos y el registro laboral de las pymes

El mercado laboral ha evolucionado en los últimos años. La nueva generación de trabajadores está exigiendo un cambio en la interacción entre las empresas y la forma como se organizan internamente. Estos cambios requieren una gestión de recursos humanos eficiente. La idea es garantizar el máximo funcionamiento empresarial. 

Sin embargo, los equipos de gestión del talento afrontan problemas como consecuencia de la falta de registro de jornada. Esto culmina en desorden de información del personal.

Sumado a esto, crisis mundiales como la propagación del Coronavirus, ha generado cambios en el trato al personal. Se ha tenido que implementar nuevas medidas laborales como reducciones de jornada, mantener al trabajador conectado, motivado y comprometido. Además, de elaborar planes para cumplir con el trabajo dentro y fuera de la oficina.

Otra medida que ha cambiado a las empresas es la implementación del teletrabajo, que también ha implicado cambios para el equipo de Recursos Humanos. Se ha propagado el uso de innovadoras herramientas tecnológicas para desarrollar las tareas a distancia con eficacia. La firma electrónica de contratos y documentación laboral, el control digital de ausencias y registro de jornadas son parte del desarrollo digital. 

La transformación digital y el registro de jornada laboral 

La transformación digital es aquel proceso en el que las empresas reorganizan sus modelos y estrategias para obtener múltiples beneficios. Es el desarrollo tecnológico y digital en las diferentes áreas de la organización que implica un cambio en la forma de operar. Brinda un nuevo valor a los clientes y a los trabajadores. Y al mismo tiempo implica un cambio cultural.

La mayoría de las empresas señalan que la transformación digital es crítica y es una oportunidad competitiva. El 90% de las empresas en España consideran necesaria la transformación digital en el área de gestión de Recursos Humanos

Más del 95% de las empresas españolas están constituidas por pymes.

En la actualidad y a raíz del Covid-19, se ha incrementado el fortalecimiento de autónomos y personas que trabajan por honorarios profesionales. Estos no están obligados a registrar su jornada, pero sí aquellos que trabajen para ellos. Puede ver más datos sobre las pymes aquí.

Como ya es de conocimiento, el registro de jornada laboral es una ley obligatoria para todo tipo de empresas, incluidas las pymes. En este tema se ha generado cierta controversia. Al principio del implemento de la ley, las pymes tenían dudas si el registro solo era para grandes empresarios. Se le suma la falta de información, bajos presupuestos o ausencias de expertos, temas involucrados con la gestión de Recursos Humanos

Las pymes y autónomos deben tomar conciencia de la importancia de la digitalización de sus negocios. En este sentido, el departamento de recursos humanos tiene un papel importante en las empresas. Las organizaciones que se adapten a la transformación digital, lograrán una solución efectiva. La transformación digital del negocio trae ventajas tanto para trabajadores como para la empresa y logran cumplir con el registro de jornada laboral. 

El kit digital para la gestión de Recursos Humanos 

Para apoyar a medianas y pequeñas empresas en su transformación digital, el gobierno español presentó el programa Kit Digital- Bono Digital. El fin es dotar de herramientas digitales a las empresas para acceder a los nuevos mercados y desarrollar sus negocios.

A través de este plan, el gobierno está invirtiendo más de 3.000 millones de euros en la digitalización de las pymes y autónomos. Kit Digital es un programa de ayudas financiado por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation EU. Estas ayudas están dentro del Plan De Recuperación, Transformación y Resiliencia, la Agenda España Digital 2025 y el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025. Este plan agrupa todas las ayudas, programas y subvenciones que el Gobierno de España ofrece en materia de digitalización de empresas y profesionales.

Las pymes que decidan optar por las medidas de este plan, tienen que implementar una estrategia de digitalización que mejore la gestión de Recursos Humanos. Además de capacitar al personal de competencias digitales.

¿Quiénes pueden optar por el Kit Digital?

  • Autónomos
  • Microempresas de hasta 9 empleados
  • Pymes hasta 49 empleados.

El Kit Digital se dirige a pequeñas empresas, medianas empresas y autónomos de cualquier sector con domicilio fiscal en España. Deben cumplir  con las siguientes condiciones.

  • Ser una pequeña empresa, microempresa o autónomo
  • Cumplir los límites financieros que definen las categorías de empresas
  • Estar en situación de alta y tener la antigüedad mínima que se establece en la convocatoria
  • No tener consideración de empresa en crisis
  • Estar al corriente de las obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social
  • No estar sujeta a una orden de recuperación pendiente de la Comisión Europea que haya declarado una ayuda ilegal e incompatible con el mercado común
  • No incurrir en ninguna de las prohibiciones previstas en el artículo 13.2 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones
  • No superar el límite de ayudas minimis (de pequeña cuantía).

El kit Digital incluye soluciones ofrecidas por agentes digitalizadores

Por su parte, la cuantía económica del denominado Bono digital se sitúa entre los 2.000 y 12.000 €. Esto va a depender del tamaño de la empresa. 

Las categorías que están destinadas para la ayuda y el presupuesto son: 

  • Comercio electrónico
  • Sitio web y presencia en Internet
  • Gestión de redes sociales
  • Gestión de Clientes
  • Inteligencia empresarial y analítica
  • Servicios y herramientas de oficina virtual
  • Gestión de procesos
  • Factura electrónica
  • Comunicaciones seguras 
  • Ciberseguridad.

A su vez, estas categorías hacen que el kit digital esté dividido por segmento: 

  • El Segmento I lo forman las empresas de mayor tamaño, es decir, aquellas que cuentan con una plantilla total de entre 10 y 49 empleados. Estas empresas recibirán hasta un máximo de 12.000€.
  • El Segmento II lo forman las pymes de 3 a 9 empleados. Empresas de un tamaño mediano, y que recibirán una ayuda máxima de 6.000€.
  • El Segmento III lo forman las pymes más pequeñas o micropymes, caracterizadas por tener de 1 a 2 empleados, y que podrán contar con una ayuda máxima de 2.000€ de Bono digital. 

Desde el 15 de marzo de este año, las empresas ya pueden comenzar a solicitar el Bono Digital. Para el resto de pymes, se prevé que las del Segmento II (entre 3 y 9 trabajadoras) puedan solicitarlo entre junio y julio de 2022.

Pasos para solicitar el Bono digital 

Las pymes deberán seguir los siguientes pasos para la correcta solicitud del bono digital:

  • Registro en acelerapyme.es 
  • Realizar el test de autodiagnóstico que permite conocer el nivel de digitalización actual
  • Seleccionar las soluciones digitales de interés según el catálogo
  • Firmar el acuerdo con el Agente Digitalizador
  • El Agente Digitalizador iniciará entonces el proceso de instalación, y solicitará la confirmación de la misma y de la operatividad de la solución a la empresa.

Una vez la empresa tenga el Bono Digital, será el momento de contactar con el Agente Digitalizador elegido. De esta forma, se podrá establecer con él las bases del acuerdo de prestación de servicios, implantar la solución ofertada e iniciar su evolución digital. 

El Agente Digitalizador recibirá el bono Digital en este intercambio y gestionará el cobro del mismo directamente con la Administración. La pyme no debe gestionar este importe.

La contraparte del Kit Digital

A pesar de esta iniciativa, la Asociación de Trabajadores Autónomos y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa no están totalmente de acuerdo. Apuntan a que sería preferible dotar de una mayor financiación a menos autónomos y micropymes, pero con una cuantía monetaria mayor. Esto les permitiría equipar y expandir el negocio por los canales digitales, de forma que el proceso se complete con esta prestación.

Otro de los puntos de preocupación para ATA y Cepyme es el desconocimiento de los negocios en sus propias necesidades digitales. Estos son aspectos considerados difíciles de identificar incluso por los propios agentes digitalizadores. Creen que esta ayuda puede vender a las pymes y autónomos servicios digitales que no necesitan. 

Para ello, es imprescindible que el plan forme a los trabajadores en las necesidades digitales de sus negocios para que puedan evaluar sus necesidades. Esta formación es imprescindible, porque sin ella, por muy beneficiosas que sean las herramientas digitales, estos servicios serán inservibles. 

En resumen, la gestión de Recursos Humanos es una de las bases del crecimiento empresarial. Contar con las herramientas adecuadas para ajustarse a las nuevas leyes permitirán la transformación digital. Utilizar herramientas tecnológicas para registrar la jornada laboral tiene ventajas en el cumplimiento de las funciones. 

Han surgido planes y herramientas para contribuir con las pymes en la gestión de Recursos Humanos y en el registro de jornada laboral. Las organizaciones han implantado soluciones en función al crecimiento empresarial de pequeñas y medianas empresas. La idea es que ningún tipo de empresa se sienta excluida de sus deberes y derechos. Además, de que se apoye  el emprendimiento personal y empresarial. 

El mercado laboral ha evolucionado en los últimos años.

La nueva generación de trabajadores está exigiendo un cambio en la interacción entre las empresas y la forma como se organizan internamente. Estos cambios requieren una gestión de recursos humanos eficiente. La idea es garantizar el máximo funcionamiento empresarial. 

Sin embargo, los equipos de gestión del talento afrontan problemas como consecuencia de la falta de registro de jornada. Esto culmina en desorden de información del personal.

Sumado a esto, crisis mundiales como la propagación del Coronavirus, ha generado cambios en el trato al personal. Se ha tenido que implementar nuevas medidas laborales como reducciones de jornada, mantener al trabajador conectado, motivado y comprometido. Además, de elaborar planes para cumplir con el trabajo dentro y fuera de la oficina.

Otra medida que ha cambiado a las empresas es la implementación del teletrabajo, que también ha implicado cambios para el equipo de Recursos Humanos. Se ha propagado el uso de innovadoras herramientas tecnológicas para desarrollar las tareas a distancia con eficacia. La firma electrónica de contratos y documentación laboral, el control digital de ausencias y registro de jornadas son parte del desarrollo digital. 

La transformación digital y el registro de jornada laboral 

La transformación digital es aquel proceso en el que las empresas reorganizan sus modelos y estrategias para obtener múltiples beneficios. Es el desarrollo tecnológico y digital en las diferentes áreas de la organización que implica un cambio en la forma de operar. Brinda un nuevo valor a los clientes y a los trabajadores. Y al mismo tiempo implica un cambio cultural.

La mayoría de las empresas señalan que la transformación digital es crítica y es una oportunidad competitiva. El 90% de las empresas en España consideran necesaria la transformación digital en el área de gestión de Recursos Humanos

Más del 95% de las empresas españolas están constituidas por pymes. En la actualidad y a raíz del Covid-19, se ha incrementado el fortalecimiento de autónomos y personas que trabajan por honorarios profesionales. Estos no están obligados a registrar su jornada , pero sí aquellos que trabajen para ellos. Puede ver más datos sobre las pymes aquí.

Como ya es de conocimiento, el registro de jornada laboral es una ley obligatoria para todo tipo de empresas, incluidas las pymes. En este tema se ha generado cierta controversia. Al principio del implemento de la ley, las pymes tenían dudas si el registro solo era para grandes empresarios. Se le suma la falta de información, bajos presupuestos o ausencias de expertos, temas involucrados con la gestión de Recursos Humanos

Las pymes y autónomos deben tomar conciencia de la importancia de la digitalización de sus negocios. En este sentido, el departamento de recursos humanos tiene un papel importante en las empresas. Las organizaciones que se adapten a la transformación digital, lograrán una solución efectiva. La transformación digital del negocio trae ventajas tanto para trabajadores como para la empresa y logran cumplir con el registro de jornada laboral. 

El kit digital para la gestión de Recursos Humanos 

Para apoyar a medianas y pequeñas empresas en su transformación digital, el gobierno español presentó el programa Kit Digital- Bono Digital. El fin es dotar de herramientas digitales a las empresas para acceder a los nuevos mercados y desarrollar sus negocios.

A través de este plan, el gobierno está invirtiendo más de 3.000 millones de euros en la digitalización de las pymes y autónomos. Kit Digital es un programa de ayudas financiado por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation EU. Estas ayudas están dentro del Plan De Recuperación, Transformación y Resiliencia, la Agenda España Digital 2025 y el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025. Este plan agrupa todas las ayudas, programas y subvenciones que el Gobierno de España ofrece en materia de digitalización de empresas y profesionales.

Las pymes que decidan optar por las medidas de este plan, tienen que implementar una estrategia de digitalización que mejore la gestión de Recursos Humanos. Además de capacitar al personal de competencias digitales.

¿Quiénes pueden optar por el Kit Digital?

  • Autónomos
  • Microempresas de hasta 9 empleados
  • Pymes hasta 49 empleados.

El Kit Digital se dirige a pequeñas empresas, medianas empresas y autónomos de cualquier sector con domicilio fiscal en España. Deben cumplir  con las siguientes condiciones.

  • Ser una pequeña empresa, microempresa o autónomo
  • Cumplir los límites financieros que definen las categorías de empresas
  • Estar en situación de alta y tener la antigüedad mínima que se establece en la convocatoria
  • No tener consideración de empresa en crisis
  • Estar al corriente de las obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social
  • No estar sujeta a una orden de recuperación pendiente de la Comisión Europea que haya declarado una ayuda ilegal e incompatible con el mercado común
  • Incurrir en ninguna de las prohibiciones previstas en el artículo 13.2 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones
  • No superar el límite de ayudas minimis (de pequeña cuantía).

El kit Digital incluye soluciones ofrecidas por agentes digitalizadores.

Por su parte, la cuantía económica del denominado Bono digital se sitúa entre los 2.000 y 12.000 €. Esto va a depender del tamaño de la empresa. 

Las categorías que están destinadas para la ayuda y el presupuesto son: 

  • Comercio electrónico
  • Sitio web y presencia en Internet
  • Gestión de redes sociales
  • Gestión de Clientes
  • Inteligencia empresarial y analítica
  • Servicios y herramientas de oficina virtual
  • Gestión de procesos
  • Factura electrónica
  • Comunicaciones seguras 
  • Ciberseguridad.

A su vez, estas categorías hacen que el kit digital esté dividido por segmento: 

  • El Segmento I lo forman las empresas de mayor tamaño, es decir, aquellas que cuentan con una plantilla total de entre 10 y 49 empleados. Estas empresas recibirán hasta un máximo de 12.000€.
  • El Segmento II lo forman las pymes de 3 a 9 empleados. Empresas de un tamaño mediano, y que recibirán una ayuda máxima de 6.000€.
  • El Segmento III lo forman las pymes más pequeñas o micropymes, caracterizadas por tener de 1 a 2 empleados, y que podrán contar con una ayuda máxima de 2.000€ de Bono digital. 

Desde el 15 de marzo de este año, las empresas ya pueden comenzar a solicitar el Bono Digital. Para el resto de pymes, se prevé que las del Segmento II (entre 3 y 9 trabajadoras) puedan solicitarlo entre junio y julio de 2022.

Pasos para solicitar el Bono digital 

Las pymes deberán seguir los siguientes pasos para la correcta solicitud del bono digital:

  • Registro en acelerapyme.es 
  • Realizar el test de autodiagnóstico que permite conocer el nivel de digitalización actual
  • Seleccionar las soluciones digitales de interés según el catálogo
  • Firmar el acuerdo con el Agente Digitalizador
  • El Agente Digitalizador iniciará entonces el proceso de instalación, y solicitará la confirmación de la misma y de la operatividad de la solución a la empresa.

Una vez la empresa tenga el Bono Digital, será el momento de contactar con el Agente Digitalizador elegido. De esta forma, se podrá establecer con él las bases del acuerdo de prestación de servicios, implantar la solución ofertada e iniciar su evolución digital. 

El Agente Digitalizador recibirá el bono Digital en este intercambio y gestionará el cobro del mismo directamente con la Administración. La pyme no debe gestionar este importe.

La contraparte del Kit Digital

A pesar de esta iniciativa, la Asociación de Trabajadores Autónomos y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa no están totalmente de acuerdo. Apuntan a que sería preferible dotar de una mayor financiación a menos autónomos y micropymes, pero con una cuantía monetaria mayor. Esto les permitiría equipar y expandir el negocio por los canales digitales, de forma que el proceso se complete con esta prestación.

Otro de los puntos de preocupación para ATA y Cepyme es el desconocimiento de los negocios en sus propias necesidades digitales. Estos son aspectos considerados difíciles de identificar incluso por los propios agentes digitalizadores. Creen que esta ayuda puede vender a las pymes y autónomos servicios digitales que no necesitan. 

Para ello, es imprescindible que el plan forme a los trabajadores en las necesidades digitales de sus negocios para que puedan evaluar sus necesidades. Esta formación es imprescindible, porque sin ella, por muy beneficiosas que sean las herramientas digitales, estos servicios serán inservibles. 

En resumen

En resumen, la gestión de Recursos Humanos es una de las bases del crecimiento empresarial. Contar con las herramientas adecuadas para ajustarse a las nuevas leyes permitirán la transformación digital. Utilizar herramientas tecnológicas para registrar la jornada laboral tiene ventajas en el cumplimiento de las funciones. 

Han surgido planes y herramientas para contribuir con las pymes en la gestión de Recursos Humanos y en el registro de jornada laboral. Las organizaciones han implantado soluciones en función al crecimiento empresarial de pequeñas y medianas empresas. La idea es que ningún tipo de empresa se sienta excluida de sus deberes y derechos. Además, de que se apoye  el emprendimiento personal y empresarial. 

Comparte este artículo

Autor

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =

Noticias relacionadas

categorías

últimos post

nosotros

Somos una asociación sin ánimo de lucro compuesta por las principales empresas del sector para facilitar herramientas ágiles, rigurosas y eficaces.
Ir al contenido