Portada » Registro de incidencias El tiempo de trabajo efectivo

Registro de incidencias El tiempo de trabajo efectivo

Registro de incidencias El tiempo de trabajo efectivo

Registro de incidencias El tiempo de trabajo efectivo

La obligación que tienen las empresas de llevar el registro diario de la jornada laboral de los trabajadores ha provocado dudas. De forma especial, el tiempo de trabajo efectivo, sobre qué lapsos tiene que computarse y registrarse. Asimismo, para conocer la jornada efectiva de trabajo tienen que descontar los períodos, interrupciones y pausas que no poseen importancia de tiempo de trabajo. 

Ello justifica una revisión del criterio tiempo de trabajo efectivo. Es necesario delimitar qué períodos de tiempo son considerados por la normativa, la negociación colectiva y la jurisprudencia, como tiempo de trabajo efectivo. Analizando en especial esos supuestos más problemáticos.

Ejemplificando, los tiempos de disponibilidad o guardia, de movimiento, de mera presencia, de formación y de ocupaciones que no son de manera directa productivas.

La obligación empresarial de registro de jornada ha introducido dudas sobre qué períodos de tiempo tienen que ser objeto de cómputo y registro. El precepto estatutario tan solo precisa que tendrá que integrar el horario de inicio y finalización de la jornada.

Las dudas acerca del tiempo de trabajo efectivo

El fin que sigue la obligación de registro de jornada es facilitar la consideración de la jornada real desarrollada por el trabajador. Para, de dicha manera,  evadir la exigencia de jornadas mayores a la legal o las que están establecidas en el convenio de trabajo. Y, por consiguiente, debería ser objeto de cómputo y registro el lapso de tiempo de trabajo efectivo, la jornada de trabajo en verdad elaborada.

En este sentido, la Guía sobre el registro de jornada frente a las dudas que suscita la importancia como tiempo de trabajo efectivo, instituyó varias cuestiones.

Entre ellas las que se refieren a la integridad del tiempo entre inicio y finalización. Es decir, un registro del consumo del tiempo durante la jornada. De forma particular lo relativo a pausas cotidianas obligatorias, legal o convencionalmente previstas, o voluntarias.

Lo anterior con el propósito de permitir la presunción de que el tiempo que media entre el principio y finalización constituye tiempo de trabajo efectivo.

Caso práctico de jurisprudencia

Y de esta manera se ha identificado además por la jurisprudencia. Esto lo podemos ver en  la sentencia de fecha de 10 de diciembre de 2019. 

Allí se ha considerado correcto el descuento de los períodos de tiempo libre. Para establecer la jornada real de trabajo y, por consiguiente, que sean objeto de registro. 

Por ejemplo, las pausas para fumar o tomar café, las interrupciones y los descansos intrajornada no se consideran tiempo efectivo de trabajo.

Para conocer la productividad de un empleado es necesario el registro preciso de tiempo para cumplir las actividades. Por eso, es ideal que las empresas contemplen el registro y evaluación de las incidencias. El objetivo es aumentar la productividad y cumplir con la ley.

¿Qué es tiempo de trabajo efectivo?

Con la aplicación de la ley de registro de la jornada gremial, el término tiempo de trabajo efectivo ha cobrado mucha trascendencia. Y es que desde su publicación las organizaciones tienen que llevar un registro óptimo para medirlo.

Tanto para cumplir con la normativa en materia laboral, como para conocer la productividad de sus empleados. El tiempo efectivo es cada una de las horas que el trabajador está en su sitio de trabajo. Esto incluye que esté a disposición de su organización para el desarrollo de su actividad.

Como se puede imaginar, no toda la jornada laboral es tiempo de trabajo efectivo. Y, por esa razón, es fundamental conocer cuántos minutos se dedican a ocupaciones que no podrían contabilizarse como tal. Conservar la productividad gremial es dependiente de eso.

El tiempo en la jornada en el cual el empleado está en su puesto de trabajo se registra. Pero, debe incluirse aquel tiempo en que el trabajador está llevando a cabo sus funcionalidades. Este es realmente el tiempo productivo. 

Se considera tiempo de trabajo aquel que los trabajadores dediquen a la ejecución de tests. Así como aquellos dedicados a los reconocimientos derivados de la obligación empresarial de vigilancia de la salud.

¿El tiempo de formación es tiempo efectivo?

Sí, el tiempo dedicado a la formación en el área de trabajo es considerado productivo. El empresario está obligado a facilitar una formación práctica y correcta en temas de seguridad e higiene a los trabajadores que contrata.

Asimismo, la disponibilidad del trabajador engloba lo que es tiempo efectivo. Es el lapso de tiempo fuera del horario en que el personal, por medio de consenso o acuerdo colectivo, ha de estar permanentemente localizable. Han de definirse por escrito tanto el tiempo de contestación a la llamada como la cuenta en días conforme con la necesidad del servicio.

Aunque hay instantes que se piensan laborales, no son de esta forma para contabilizar el tiempo de trabajo efectivo.

Situaciones que no son consideradas tiempo de trabajo

Para comprender mejor qué el tiempo de trabajo efectivo, se debe saber lo cual no es:

No incluye, tiempos de tiempo libre como, el tiempo libre para comer, las pausas para fumar o para tomar el café.

Además, tampoco son considerados como tiempo de trabajo efectivo los minutos dedicados al ingreso y salida del trabajo. Así como, tampoco los dedicados al acto de fichar, o los que se requieren para la limpieza o el cambio de vestuario.

Las situaciones que se mencionan a continuación no son consideradas  tiempo de trabajo efectivo, son:

  • El designado para el acceso y la salida del puesto de trabajo.
  • El instante dedicado a hacer el proceso de fichaje.
  • El tiempo de transporte para ir al sitio de trabajo, así como de vuelta al hogar.
  • Los usados para cambio de indumentaria y limpieza personal. 
  • Las pausas para descansos, almuerzos y fumar.

Ahora bien, si se tiene presente ciertos traslados, tales como el que debería hacer el trabajador si el transporte está relacionado con su actividad laboral.

Además, se debería considerar la situación de que no se encuentre desarrollando una funcionalidad concreta, empero sí está a disposición del empresario en todo instante.

Para efectuar una buena política de administración del tiempo es imperativo tener presente el término de tiempo de trabajo efectivo. Así como, cada una de sus excepciones y las singularidades.

¿Qué ocurre si no se registran las interrupciones?

Las interrupciones es necesario registrarlas. Si no se registran, se puede presumir como tiempo de trabajo efectivo es el transcurrido entre el inicio y fin.

Por cierto, no podría ser válido el argumento de que los trabajadores fichan fuera de su horario de manera voluntaria. La razón es que es deber del empresario verificar dichos registros y guiar a toda la gente que tiene en plantilla.

¿Cuáles son los beneficios del registro del trabajo efectivo?

Los beneficios de disponer de un sistema confiable para controlar horas de los trabajadores son muchas.

El registro del trabajo efectivo refuerza la cultura de compañía al dar transparencia a la administración y evadir malos comprendidos. El resultado es un espacio de trabajo donde se goza de un clima sano, que propicia la productividad a la par que beneficia la conciliación.

Entre las ventajas del registro del trabajo efectivo resaltan los siguientes:

Reeducar a los trabajadores en el trabajo efectivo, y de esta forma eludir el presentismo.

Minimizar la utilización innecesaria de horas extra, que dañan la conciliación familiar y gremial y suponen un coste fundamental para la organización.

Asegurar una más grande flexibilidad como para el trabajador, como para el empresario. Tienen la posibilidad de usar las horas para la época de trabajo en realidad primordial (mediante repartición irregular de la jornada).

Asimismo, facilitar arreglos de teletrabajo. Mejorar la organización e idealización a grado de gerencia y, propiciar un reparto más equitativo de carga de trabajo.

Algunas interrogantes

¿Qué herramientas son las más idóneas para gestionar el tiempo de trabajo efectivo?

¿Qué instantes se consideran como tal y cuáles no?

¿Por qué es sustancial tener una buena política de administración del tiempo?

Ofrecer contestación a cada una de estas dudas es sustancial para el buen manejo de una organización. Más que nada si no se poseen los instrumentos correctos.

Para que esto no haga más quebraderos de cabeza de los necesarios, primero es imprescindible disponer de una política de administración del tiempo eficiente y eficaz.

Esto quiere decir que los procesos que realizan los miembros de una organización tienen que ser definidos de una manera clara para conservar la productividad.

Empezando por el registro forzoso de la jornada laboral. La compañía tendrá que indicar en qué momento y cómo debería desarrollarse el fichaje tanto en el acceso como en la salida. Siendo el responsable de hacerlo el propio empleado.

Empero no solo queda allí la cosa. Dada las particularidades de cada organización, es fundamental que además se establezcan medidas idóneas para llevar a cabo con este registro. 

De manera especial en caso de que ocurran ciertas situaciones, como los empleados que teletrabajan o hacen sus funcionalidades fuera del centro de trabajo.

Administración del tiempo

Una política de administración del tiempo no solamente va a servir para lograr cumplir la ley. Si no es usada de una manera inteligente, ayudará a minimizar las horas extra innecesarias y a conseguir que las jornadas laborales sean muchísimo más eficientes.

Se tiene entonces que, los datos extraídos de la herramienta utilizada para medir el tiempo de trabajo efectivo, va a permitir desarrollar novedosas medidas. Así como políticas y procesos que apoyen tanto a los trabajadores como a la compañía. Aunque para eso es necesario disponer de un sistema que facilite este estudio y la cuantificación de los mismos.

A manera de conclusión, las empresas deben tener claro el tiempo de trabajo efectivo, que periodos de tiempo tiene que computarse y registrarse. Asimismo, conocer cuáles  períodos, interrupciones y pausas no tienen trascendencia de tiempo de trabajo.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email

Autor

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

categorías

últimos post

nosotros

Somos una asociación sin ánimo de lucro compuesta por las principales empresas del sector para facilitar herramientas ágiles, rigurosas y eficaces.